Se acerca irremediablemente el comienzo de un nuevo año y con él lo llenamos todo de nuevas esperanzas y deseos. Además, en mi caso, lo alimento también de nuevos propósitos que no siempre logro cumplir. Este 2016 para mí ha sido especial por diferentes motivos, y uno de ellos ha sido precisamente este blog; una nueva motivación que, aunque comenzó ya casi a final de año, ha sido el principio de un maravilloso capítulo que espero se pueda alargar en el tiempo unas cuantas semanas más, meses, años…

En referencia a estas metas de Año Nuevo que comentaba, mi primera y más firme intención para 2017 es que, esta vez sí, pienso poner todo mi empeño en cumplir todas las demás. Y como en este pequeño espacio que tantas alegrías me está deparando hablamos de libros, he decidido adoptar 12 propósitos (uno por cada uva, ya sabéis…) que he resuelto alcanzar a partir de los 12 libros que he leído este año. Porque a los que leéis, no hace falta que os diga que los libros no sólo nos entretienen, también nos enseñan, nos hacen pensar y nos permiten crecer como personas.

Y así, sin más, paso a contaros mis promesas de Año Nuevo:

  1. En 2017, me prometo que lucharé por alcanzar todo lo que me proponga y en lo que crea, como haceAmelia Garayoa en Dime quién soy (Julia Navarro).
  2. Prometo que voy a creer en mí misma, en lo que valgo y en lo que soy capaz de hacer; eso aprende Louisa Clark en Yo antes de ti (Jojo Moyes).
  3. Prometo que no me voy a rendir ante las dificultades, al igual que Marie Laure en La luz que no puedes ver (Anthony Doerr).
  4. Prometo que voy a ser apoyo y sostén de los que me rodean, del mismo modo que Marcus Goldman hace con su querido profesor en La verdad sobre el caso Harry Quebert (Joël Dicker).
  5. Prometo que me voy a esforzar por responder a los que esperan de mí, como así demuestra también Unai López de Ayala en El silencio de la ciudad blanca (Eva Gª Sáenz de Urturi).
  6. Prometo que voy a apreciar y valorar lo que tengo sin esperar nada a cambio. A Catherine Ravenscroft le cuesta un buen trecho hacerlo en Observada (Renee Knight).
  7. Prometo que voy a reír en los buenos momentos y en los más difíciles, como consigue al final la maravillosa Rosa en Yo, mi, me… contigo (David Safier).
  8. Prometo que voy a guardar y cuidar cada día lo que más quiero, como la vida ha enseñado a Stella en Muchachas (Katherine Pancol).
  9. Prometo que voy a tener paciencia para las cosas que deseo con mucho ahínco. Alix Gower da buena muestra de ello en La ladrona de vestidos (Meg Evans).
  10. Prometo que voy a dar al físico su justa y medida importancia, como en su caso no logra el señor Dorian Gray en El retrato de Dorian Gray (Oscar Wilde).
  11. Prometo que voy a vivir el momento sin pensar en el qué dirán, y en eso Kilian de Palmeras en la nieve es un gran maestro (Luz Gabás).
  12. Y por último, prometo que no voy a dejarme llevar por prejuicios aparentes; así es como los famosos Bevilacqua y Chamorro consiguen resolver un nuevo caso en Donde los escorpiones (Lorenzo Silva).

¿Cuáles son vuestros deseos para 2017? Os animo a que probéis a proponeros metas a partir de libros que hayáis leído, estoy convencida de que, si aún no lo habéis hecho, encontraréis nuevos sentidos a esas lecturas que en algún momento os han acompañado.

Feliz Año a tod@s y, por supuesto, ¡feliz lectura!

Anuncios