4 de enero. Apenas unas horas para que lleguen los Reyes Magos y por fin, con la cuenta atrás echándome ya el aliento sobre la nuca, he terminado de escribir mi carta a sus Majestades y he decidido los libros que quiero para este 2017. Desde pequeñita siempre me han enseñado que no debía pedir más de tres cosas, así que yo he preparado una lista más o menos larga para que Melchor, Gaspar y Baltasar (especialmente Melchor) puedan elegir; y los demás, ya me encargaré yo de buscarlos.

Me gustaría poder deciros que los leeré todos este año, o que me he retado a mí misma a leer un número determinado de ellos, pero caería en el peligroso error de terminar leyendo por obligación y no hay nada que corte más las alas a la avidez de lectura. Eso sí, ¡espero leer muchos y muy buenos!

Os enseño mi lista, por favor cruzad los dedos para que haya suerte con alguno de ellos…

Falcó (Arturo Pérez Reverte)

img_6620

Según tengo entendido, Pérez Reverte da una vuelta de tuerca a la novela policiaca en este libro, donde se ha volcado y ha puesto mucho de su persona en el protagonista. No hay nada que me apetezca más que entrar en ese mundo.

 

Todo esto te daré (Dolores Redondo)

img_6621

Intriga, investigación y amistad son tres ingredientes indispensables de una novela atrayente, y ésta lo es, y mucho. El galardón del Premio Planeta 2016 no hace sino acrecentar mis ganas de leerlo y de comprobar si me reafirmo con las excelentes opiniones que he leído de él.

 

El libro de los Baltimore (Joël Dicker)

img_6622

Una nueva aventura de Marcus Goldmam, el formidable personaje que ya protagonizó La verdad sobre el caso Harry Quebert y que me embaucó durante gran parte del pasado verano. ¿Volverá a despertarme risas y exasperación a partes iguales? 

 

Pan de limón con semillas de amapola (Cristina Campos)

img_6623

No la he visto en librerías y no conozco a nadie que lo haya leído, pero la he localizado en varias reseñas y recomendaciones de otros bloggers y al final he sucumbido a su preciosa portada y a su sugerente título. Esta es una de las obras con capacidad de sorpresa que os comentaba en un post anterior, porque no logro imaginar de qué puede tratar; en cualquier caso, será bueno seguro.

 

Un jardín al norte (Boris Izaguirre)

img_6626

Me llama la atención el título, me llama la atención la sinopsis y me llama la atención el autor. Porque cuanto más marcada es la personalidad pública de una persona, mayor es la probabilidad de sorprendernos “su otro yo”, el lado reflexivo y creativo. Este es uno de mis libros fijos para 2017.

 

La templanza (María Dueñas)

la-templanza-maria-duenas

Una de mis escritoras favoritas; me enamoró con El tiempo entre costuras y terminó de cautivarme con Misión Olvido. Estoy deseando ver qué me depara con esta nueva obra que se ubica en escenarios que, ya de por sí, son especiales para mí (La Habana, Jerez).

 

Muchachas 2 y Muchachas 3 (Katherine Pancol)

img_6617

Como ya os comenté en la reseña de Los ojos amarillos de los cocodrilos, Katherine Pancol ha descubierto para mí una literatura optimista, a pesar de y sobre todas las dificultades que la vida nos pueda poner por delante. Este año leí Muchachas 1, y el final de la obra es como si de la terminación de un capítulo se tratara; TENGO que leer la segunda y la tercera parte.

 

Después de ti (Jojo Moyes)

img_6616

Yo antes de ti fue uno de los libros que más me gustó de todos cuantos leí el año pasado, y realmente es necesario para mí saber qué ocurre en esta segunda parte. Una blogger seguidora de este blog me instó también a hacerlo, ¡siempre es bueno cerrar las historias!

En fin, esas son mis ilusiones para el día de Reyes, como veis unos Reyes Magos muy lectores. ¿Qué habéis pedido vosotr@s? ¿Hay algún indispensable que creéis que me haya dejado?

¡Feliz noche la del día 5 y feliz lectura!

 

Anuncios