Wow. Acabo de terminar de leer Los Ritos del Agua y tenía que contar enseguida la maravilla con la que me he vuelto a encontrar por segunda vez con las letras de Eva García Sáenz de Urturi. No sabéis cuánto me alegro de haber descubierto a la autora el pasado verano, sorprendente, cuidadosa y magnífica a partes iguales.

Los Ritos del Agua es la segunda parte De la Trilogía de la Ciudad Blanca. Ya sabéis que la primera parte, El silencio de la Ciudad Blanca, me encantó y la he recomendado en varias ocasiones. Lo haré ahora aún más sabiendo lo que os espera a continuación.

De nuevo nos encontramos con un thriller impactante en el que nuevos casos de asesinato parecen estar relacionados entre sí y Kraken y el resto del equipo policial deben resolver más pronto que tarde, sin apenas pruebas. El argumento, muy original, muestra alternativamente dos épocas protagonizadas por los mismos personajes con 24 años de diferencia, para ir abriendo camino al desarrollo y la conclusión de la trama. Una vez más sospechas, sorpresa y… no os voy a decir si alegría o enfado final, pero sí que es un cierre magistral, sin cabos sueltos, que me ha hecho quedarme abrazada al libro pensando ese wow con el que comenzaba la reseña.

Los personajes también son fantásticos. Sus diálogos, sus personalidades formadas por unos pasados difíciles, y sus complejidades y silencios que en algún momento los hacen sospechosos a ojos del lector nos atrapan desde el principio. La referencia a protagonistas de la primera parte de la trilogía, que aparentemente podrían no tener cabida aquí, despierta un suspiro de nostalgia que no hace sino aumentar el apego a esta obra desde casi el comienzo.

Como veis me ha encantado. A medida que leía crecía en mí la necesidad de seguir descubriendo capítulos, pero también un temor paralelo a terminar el libro y dejarme durante meses o años otra vez sin el astuto y cabezota Kraken, sin la fortaleza de Alba (ambos mis favoritos junto con el Abuelo) o sin la inteligente Estíbaliz.

Por favor, creedme cuando os digo que la Trilogía de va a convertir en algunos de vuestros libros de cabecera.

Como la mayoría de los libros, Los Ritos del Agua termina también con los agradecimientos de la autora. Y en ese huequecito, donde hay tanta y tanta gente a la que agradecer, Sáenz de Urturi ha tenido la deferencia de acordarse de nosotros, sus lectores, todos aquellos  para los que es un placer leerla y reseñarla, y quienes la seguimos día sí y día también en redes sociales. ¡Gracias a ti, Eva, por hacernos partícipes de todo esto!

 

Lo mejor. El argumento, los lugares, los personajes… no se me ocurre nada que no me haya gustado.

Lo peor. El momento de terminar el libro… qué sensación de vacío tan grande cuando sabes que hay que esperar para volver a leer a Kraken y compañía.

Dónde leerlo. Cualquier lugar es bueno para seguir este thriller.

Libroterapia. Con este libro aprenderemos la importancia de escuchar a los que piden nuestra ayuda.

 

Sinopsis (Fuente Casa del Libro)

Déjate atrapar por la esperada segunda partede la trilogía La ciudad blanca

Ana Belén Liaño, la primera novia de Kraken, aparece asesinada. La mujer estaba embarazada y fue ejecutada según un ritual de hace 2600 años: quemada, colgada y sumergida en un caldero de la Edad del Bronce.
1992. Unai y sus tres mejores amigos trabajan en la reconstrucción de un poblado cántabro. Allí conocen a una enigmática dibujante de cómics, a la que los cuatro consideran su primer amor.
2016. Kraken debe detener a un asesino que imita los Ritos del Agua en lugares sagrados del País Vasco y Cantabria cuyas víctimas son personas que esperan un hijo. La subcomisaria Díaz de Salvatierra está embarazada, pero sobre la paternidad se cierne una duda de terribles consecuencias. Si Kraken es el padre, se convertirá en uno más de la lista de amenazados por los Ritos del Agua.

Anuncios